"Para llegar al fin, amar..." Fr. José León Torres

PASTORAL VOCACIONAL

La pastoral vocacional es un servicio a toda la actividad pastoral de la Iglesia. Busca que cada persona pueda descubrir el camino para la realización de un proyecto de vida según lo quiere Dios y lo necesita el mundo de hoy. Es una acción constante de los miembros de la iglesia a fin de que podamos reconocer la llamada que Dios nos hace y podamos responder libremente. (Cfr..Doc. conclusivo II congreso de vocaciones. N° 78-79).

ETAPAS FORMATIVAS

La formación religiosa, en sus diversas etapas, aspirantado, postulantado, noviciado y juniorado, tiene como fin principal preparar a la consagración y acompañar a las jóvenes en la búsqueda y experiencia de Dios. (Const. 117)

Recibe a las jóvenes que manifiestan una inquietud por realizarse cristianamente a través de la vida religiosa mercedaria.

El objetivo de esta etapa es favorecer el desarrollo de la madurez humano-cristiana y discernir la vocación específica a la que se sienten llamadas por Dios para optar en libertad.

Es el primer paso de integración en la familia religiosa. Los objetivos de esta etapa son ayudar a la joven a elaborar y dar madurez a su proyecto de vida religiosa y realizar gradualmente la transición y adaptación al estilo propio de la vida religiosa mercedaria.

Constituye el período fundamental de su formación religiosa y congregacional en la que deberá prepararse para una libre y consciente consagración a Dios.

Comienza con la emisión de los primeros votos. Es el tiempo fuerte de la formación del apostolado. Es la etapa de amar y trabajar que permite consolidar la experiencia de los valores adquiridos en las etapas precedentes.